} })
21Dic, 2022
0Comments
featured-image

Repelente de agua para cristales

El repelente de agua para cristales es un hidrofugante cuya finalidad es la de evitar que el agua quede adherida en cualquier superficie de vidrio. En definitiva lo que hace este tratamiento hidrofugante es crear una película protectora en el cristal que tapa todos sus poros y evita que el agua o cualquier otro líquido se filtre. Por tanto, gracias al repelente de agua no solo vamos a tener unos cristales limpios por mucho más tiempo sino que, en el caso de aplicarlo en el parabrisas del coche, obtendremos mayor visibilidad y nuestra seguridad no quedará mermada. 

 

Usos del repelente al agua

Como hemos comentado anteriormente, podemos hacer uso del repelente al agua para cristales, pero también para mamparas de ducha, ventanas, espejos e incluso en parabrisas. En este último caso, resulta recomendable usarlo, dado que vamos a lograr una buena visibilidad mientras conducimos, así como reduciremos el uso de los limpiaparabrisas, facilitaremos su limpieza y la eliminación del hielo.

Repelente de agua para cristales de Químicas Novelda

Repelente de agua para cristales de Químicas Novelda

 

Propiedades

La característica principal del repelente al agua es lograr que el líquido en cuestión no se filtre y se resbale por la superficie. Pero además de ello, hay otras propiedades que lo definen y que conviene tener en cuenta:

  • Facilita la limpieza de cristales y la incrustación de la cal
  • Aspecto transparente
  • Baja viscosidad
  • Secado rápido
  • Uso tanto en interiores como exteriores

 

Cómo aplicar el repelente de agua para cristales

A la hora de aplicar el repelente de agua en el cristal, se recomienda limpiar y secar la superficie del mismo de todo tipo de elementos, tales como polvo, aceites o productos aplicados con anterioridad.

Una vez limpia la superficie del cristal, debemos aplicar el repelente al agua bien con un rodillo o con un pulverizador. A continuación, eliminaremos el exceso de producto usando un paño seco.

Debemos dejar pasar 24 horas tras aplicar dicho tratamiento para lograr una máxima eficacia. Mientras tanto, se recomienda no mojar el cristal ni exponerlo a manchas agresivas.

 

Almacenamiento

El  repelente de agua para cristales debe almacenarse en un lugar seco, alejado de fuentes de calor y de la luz solar. La temperatura de almacenamiento debe oscilar entre los +5 ºC y +30ºC. Los envases existentes son de 1L, 5L y 20L. Para otras capacidades consulte al proveedor.

 

Cualquier duda sobre los repelentes de agua, pregúntanos, estaremos encantados de ayudarte.

Post A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *